• Sexualidad ConSentimiento

¿CÓMO NOS AFECTA LA EDUCACIÓN SEXUAL RECIBIDA? REVISANDO EL GÉNERO


<a href='https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/personas'>Vector de Personas creado por freepik - www.freepik.es</a>


Nos gustaría empezar este artículo repasando la definición de género: normas, características y conductas socialmente impuestas y asignadas culturalmente a los hombres y a las mujeres en función de su sexo asignado al nacer. Estas características sociales (estereotipos de género) implican una forma de “tener que” comportarse, sentir, expresarse, desear…(roles de género) que condiciona de manera muy importante las vivencias de las personas y generan unas expectativas sobre ellas. Teniendo en cuenta esto, os proponemos un ejercicio para reflexionar en qué medida nos influye la educación sexual recibida, en cómo vivenciamos nuestra identidad de género y en cómo nos relacionamos con las diferentes identidades de género de las demás personas. Para ello nos gustaría que os contestaseis a las siguientes preguntas de la forma más honesta posible:

¿Qué entiendes por género?¿Cuántos géneros existen? ¿Qué es la identidad de género? ¿Qué te hace sentir mujer? ¿Qué te hace sentir hombre? ¿Hay otras formas de sentirse? ¿Únicamente existen los géneros hombre y mujer? ¿Cuántas veces te has sentido cuestionado/a/e por tu identidad de género? ¿Te has hecho alguna vez estas preguntas? Si no te has hecho estas preguntas ¿A qué crees que se debe? ¿De dónde crees que vienen todas las respuestas a estas preguntas?

Ahora que las has respondido, nos gustaría que te tomaras algo de tiempo en identificar qué emociones has sentido al hacer este ejercicio. Con esto, lo que buscamos es que seamos conscientes, desenchufar el piloto automático que en ocasiones opera en nuestro día a día, para darnos cuenta en nuestro caso individual de cómo nos afecta este área en cómo nos vivenciamos, nos relacionamos con nosotros /as/es mismos/as/es y los/as/es demás. Este es el primer paso, para realizar una decisión consciente de que hacer con estas creencias y emociones que siento ahora mismo. Sin que sean estas creencias y/o estas emociones las que decidan por mí, modo piloto automático on (esto lo explicaremos con más detalle en otro artículo😉)

Ahora imagina que tienes que “demostrar” que tu identidad de género es real, la verdadera o imagina que te excluyen, se meten contigo, por la forma en la que te expresas, vistes, tus aficiones (expresión de género) cómo crees que te sentirías… Probablemente si has podido imaginarte este escenario vívidamente podrás haber sentido distintos tipos de emociones desagradables. Y esto solo es cuando nos lo imaginamos, piensa que esta es la realidad que afrontan las personas que no encajan en el “ABURRIDO” MODELO MONOSEXUAL ¿Qué esto? Este es el modelo en el que tradicionalmente hemos sido educadas:


Trans*exualidades. Acompañamiento, factores de salud y recursos educativos. Platero Méndez, Lucas. Ediciones Bellaterra.2014. pág.32.


Como podéis ver este modelo invisibiliza, por tanto discrimina y oprime a todas las diversas formas de sentirse, querer y relacionarse. Queríamos mostrar este modelo, además del modelo de diversidad, ya que necesitamos entender de dónde venimos para poder revisarnos, cuestionarnos y deconstruirnos para tener una sociedad más libre, equitativa y solidaria.

Es importante recalcar las diferencias entre sexo, roles de género, (donde podemos incluir los estereotipos de género, expresión de género, mandatos de género, etc). Identidad de género y la orientación del deseo (para más información sobre estos conceptos echa un vistazo a nuestro Instagram, que los explicamos😉)

A continuación, os dejamos el MODELO DE DIVERSIDAD SEXUAL, el cual visibiliza, nombra y legitima todas las formas diversas y naturales de la sexualidad humana.

Queremos incluir algunas aclaraciones sobre las diferencias entre el sexo y el género.

En este aspecto, entendemos que es muy importante diferenciar el sexo biológico, que podemos dividir de diferentes formas: cromosómico, genético o cariotípico, gonadal, hormonal, genital, fenotípico que se refiere a los caracteres sexuales primarios y secundarios. Esto es un concepto diferente a la identidad de género, recalcamos esto, ya que lamentablemente a día de hoy sigue habiendo personas que utilizan el concepto de sexo biológico para invisibilizar y deslegitimar la identidad de personas que no entran en el cajón cisgénero.

Las personas cisgénero son personas que se identifican con el género que se les asigna al nacer.

Las personas trans* son personas que no se identifican con el género que se les asigna al nacer.

¿Cómo se asigna el género en el momento de nacimiento? Actualmente se sigue haciendo en base a la genitalidad de esa persona. Entonces, ¿estamos asumiendo que entonces la identidad de género solo tiene que ver con la genitalidad? Como vemos esto no es así, porque si no no existirían otras identidades de género, que por cierto han existido a lo largo de la historia como por ejemplo las hijras de la India, Pakistán y Bangladés, entre muchos otros.

¿Cuál es entonces el problema?

El problema es que en base al sexo, habitualmente el fenotípico, directamente se asume una identidad de género a la persona.

Referencia. Programa de atención a homosexuales y transexuales de la Comunidad de Madrid. Juan Peris.

Esperamos que el artículo os haya resultado útil, si queréis que profundicemos sobre este tema o vosotros/as/es queréis profundizar sobre esta área, dejádnoslo escrito en los comentarios del blog o de nuestras diferentes redes sociales.

¡Un abrazo con sentimiento!


Aclaraciones:

· Trans* Utilizamos el término trans como término paraguas para incluir a todas las diversas identidades de género.

· La autodeterminación de género es un derecho humano, está recogido en la ley 2/2026, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid.

41 vistas

©2020 por Sexualidad ConSentimiento